El pasado sábado, 8 de octubre, apareciópublicada en el Journal Officiel de la République Française (JORF) la LOI n° 2016-1321 du 7 octobre 2016 pour une République numérique. Ello supone su promulgación por el Presidente de la República, François Hollande, de forma que ya podemos decir que es oficial: Francia está preparada para la liquidez compartida.

Faltaba este trámite, pero ya no había riesgos. La medida contaba con la aprobación del Senado (conseguida a prinicipios de mayo), el visto bueno de la Unión Europea (desde comienzos de septiembre) y la anuencia de la Asamblea Nacional(el 28 de septiembre).

La esperada declaración en favor de la liquidez compartida aparece en el Artículo 95. En él se autoriza a los operadores con licencia en Francia a ofrecer a los jugadores con cuentas validadas en ellos la posibilidad de jugar contra otros jugadores titulares de cuentas en sitios legales de estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

Así mismo, se indica que la autorización está subordinada a la existencia de un acuerdo previo en el que se especifiquen las obligaciones impuestas al operador para que el regulador francés, la ARJEL, pueda controlar su actividad.

Por otra parte, el mismo día 8 de octubre, apareció publicado en el JORF el Décret n° 2016-1326, en el que se autoriza a los operadores con licencia a ofrecer 4 nuevas variantes de poker:

  1. Omaha 4 High/Low (Limit y Pot Limit).
  2. Omaha 5 High Pot Limit.
  3. Seven Card Stud (High Limit, High/Low Limit y Razz).
  4. Triple Draw Deuce to Seven (2-7) Lowball.

Francia está oficialmente preparada para la unificación de mercados regulados “latinos”. En Italia se ha filtrado la noticia de que la ADM está dando los primeros pasos hacia la liquidez compartida, pese a los obstáculos existentes en materia de fiscalidad. En España, aún no conocemos reacción alguna de la DGOJ.

Artículo anteriorJugá y ganá en el Martes Freezeout de Aconcagua Poker
Artículo siguienteAlejandro Rosas quedó tercero en el Big 215