Espen Jorstad, campeón noruego del Main Event de las WSOP 2022, ha repartido unos 4,4M$ del primer premio con 14 de sus conocidos en el circuito.

La práctica más habitual para limitar la varianza de los torneos entre los regulares que forman parte de una amplia comunidad de jugadores de alto buy-in es el swap, intercambiar cantidades de dinero puestas en juego en el mismo torneo.

Es un mecanismo que funciona en un entorno de mayor confianza que el de la venta de acción, y que muchas veces responde a lazos de afecto y camaradería que se trasladan de festival en festival. Dos jugadores que pagan el mismo buy-in intercambian un porcentaje de acción, lo que quiere decir que se comprometen a compartir las ganancias del torneo entre ambos.

Espen Jorstad ha publicado la hoja de Excel donde llevó la cuenta de los torneos que jugó en Las Vegas, y de paso confirmó que hizo cambios de entre 1% y el 7,5% de la acción en el Main Event con 14 personas, mientras se quedaba para él un 56%, aproximadamente.

«Es un sentimiento estupendo ganar un montón de dinero para mis amigos«, dice Espen, que en sus swaps ha repartido entre 100.000$ y 750.000$ a más de una docena de sus allegados.

Quien tiene un amigo, noruego y ganador del Main, tiene un tesoro.

Artículo anteriorWSOP: Expectativa versus realidad, por Antonio Romero
Artículo siguienteWPT: 6 tips para prepararse para jugar un torneo, por Cristian Stival