El Main Event de las WSOP, es un evento increíble pero que atraviesa muchas etapas a lo largo de su desarrollo, y es que los días se suceden y el nivel y la presión suben como la espuma.

Los «Días 1» o jornadas clasificatorias, son el primer filtro para quienes logren pasar al segundo día, que al igual que las primeras jornadas, se jugarán en tandas de agrupe, por lo que di bien los «Días 1» son varios diferenciados por letras, los «Días 2» suelen ser dos que hacen une especie de embudo de las primeras jornadas.

De ahi en mas, viene el Día 3 y luego el «4» que comunmente es donde se rompe la burbuja de premios. A partir de ahi, el objetivo es comenzar a soñar a lo grande y las cosas se ponen muy difíciles porque de alguna manera estás cerca pero aún falta muchísimo.

Ya el Día 6 no es para cualquiera, y el «7» te va a dejar una mezcla de sensaciones, porque si bien hay muy pocos jugadores que llegan, realmente ahi se puede sentir el «olor a mesa final».

En fin, hecho el repaso, mañana se juega el Día 6 de las WSOP, con dos argentinos que alcanzan esta instancia por primera vez, de hecho, no son muchos los que lograron acceder a este momento y acá, te lo contamos.

En el año 2009, un jugador oriundo de San Pedro,  y con algunos kilos mas que ahora, quedaba eliminado en los últimos minutos de la sexta jornada, y alcanzaba el puesto 65 del ME, convirtiéndose en el mejor resultado en la historia para nuestro poker, este era ni mas ni menos que Fernando Gordó. Muchos años tuvieron que pasar para que eso se pueda superar y es ahi cuando aparece un Fabián Ortiz, que se recibía de especialistas en torneos internacionales, con excelentes resultados en el PCA, el LAPT, y la Serie Mundial.

El jugador chaqueño, en 2013 alcanzaba el «séptimo día» y batía todos los récords para el poker argentino hasta el momento. Fabián llegó al «Día 7» donde un total de 27 jugadores, entre los que estaban Carlos Mortensen, JC Tran y Ryan Riess, entre otros, comenzaban la jornada en la que quedaría en el puesto 17 el argentino.

Acá vamos a hacer una mención especial para Fran Araujo, quien en 2016, logró terminar en el puesto 105, alcanzado el Día 5, pero quedando muy cerca de pasar de jornada. Ese año, Araujo lograría una mesa final en otro evento de la serie.

Ya en 2017, la cosa vino por partida doble y casi se produce un hecho histórico. Dos argentinos tuvieron desempeños fabulosos en el «Día 6» lo que los llevó a pelear por un lugar en la mesa de privilegio durante la séptima jornada. Ellos eran Richard Dubini y Damián Salas. Lamentablemente, el de Santa Cruz terminó en el puesto 12, muy cerca de los nueve finalistas, grupo en el que si se metió Damián, convirtiéndose en el mejor desempeño argentino en el Main. Algo que solo el, podía mejorar cuando tres temporadas después conquistó el título mundial.

Estos son los «argentos» que alcanzaron el difícil Día 6 e incluso algunos lo superaron como esperemos que hagan nuestros dos representantes en Las Vegas. 

 

Artículo anteriorWSOP: El final del Día 3, con la explosión de la burbuja y ocho argentinos ya en puestos premiados
Artículo siguienteMain Event: ¡Metimos dos en el Día 5!