La nueva película de Oscar Isaac y Willem Dafoe «The Card Counter» va a tener un inicio inmejorable para su carrera comercial, pues ha sido seleccionada para formar parte de la selección oficial de uno de los festivales de cine con mayor prestigio, la Biennale di Venezia.

«The card counter» es el proyecto que ha reunido de nuevo a Paul Schrader y Martin Scorsese, el dúo responsable de una de las mejores películas de todos los tiempos, «Taxi Driver».

Schrader fue el guionista que dio forma a la historia que colocó a Scorsese en el Olimpo de los diirectores de cine, y ahora es el director de un film que ya ha generado una enorme anticipación entre la prensa especializada. Este nuevo encuentro de estas dos fecundas mentes de la industria cinematográfica es más que suficiente para tener en cuenta la película, pero los aficionados al póker tenemos motivos extra para esperarla con la mayor curiosidad.

La trama de «The card counter» gira alrededor de William Tell, un ex-militar interpretado por Oscar Isaac que aprende a dominar los juegos de cartas durante una larga condena de diez años en prisión. Ahora vive del blackjack y del poker en un pequeño casino en el que conoce a un joven que le propone vengarse de un enemigo común, el alto mando responsable de las órdenes que dieron con Tell en la cárcel.

Para lograr su venganza, Tell y su nuevo protegido deben obtener la confianza de un inversor que les abra las puertas del cerrado círculo donde se relaciona su objetivo, y su mejor oportunidad para saldar cuentas parece que la tendrán durante las World Series of Poker.

Esta sinopsis es una mezcla de las reseñas oficiales del filme y de lo que se puede intuir por el tráiler oficial, que ya ha sido publicado junto al anuncio del estreno mundial del próximo mes de septiembre en Venecia.

En las escenas que más van a resultar más evocadoras para nuestros lectores, Isaac entra en el Río por delante de las emblemáticas letras gigantes de las WSOP y se abre paso por un salón abarrotado hasta sentarse en una mesa con el emblema de las Series impreso en el fieltro.

Los jugadores de póker nunca dejan de buscar al nuevo Mikey o al nuevo Gusano, aquellos maravillosos personajes de Rounders que soñaban con enfrentarse a Johnny Chan en las WSOP y despertaron el amor por la baraja francesa en tantos y tantos aficionados que hoy seguimos al pie del cañon.

Oscar Isaac, Paul Schrader y Martin Scorsese son nombres de total garantía, y quizá logren que William Tell sea el próximo icono para una nueva generación de enamorados de las WSOP.

Artículo anteriorLas Vegas clasificada como «zona de foco sostenido» por la Casa Blanca
Artículo siguienteEl hermoso poema a Damián Salas