Hoy, para finalizar esta serie de «bad beats» que comenzamos esta semana, te dejamos uno que nos va a doler a todos.

No hay bad beat que no duela, pero algunos duelen más que otros. Que te truquen unos ases estando 7 left en el 100k SHR de las WSOP 2019 y te obliguen a irte a las duchas cuando arriba hay 2,7 millones de dólares debe de doler de una manera que no nos podemos ni imaginar.

Desgraciadamente, el protagonista de esta historia es Sergi Reixach, y esto ocurrió en la pasada edición de las WSOP en Las Vegas en 2019. El catalán cayó eliminado en séptima posición con un premio de 353.202 $ tras un all-in preflop. Su verdugo, Ketih Tilston ligaba poker de reyes eliminando a Reixach y terminó ganando el torneo. Esa mano, como veis, valía mucho dinero.

Otra de las manos manos más dolorosas que recordamos fue la eliminación de Connor Drinan del One Drop de 2014 de 1.000.000 $ de entrada.

El americano terminó all-in contra Cary Katz cuando ambos sostenían ases en su mano y…

El cooler se produjo todavía fuera de ITM, y de hecho Catz solo logró entrar en premios por las justas siendo el primer eliminado después de que explotara la burbuja. En cualquier caso, que te eliminen de un torneo de 1 millón de buy-in de esta forma, sea cual sea el momento, es macabro.

Artículo anteriorPensarPoker: Una mano con Dusty Schmidt
Artículo siguienteFederico Molina, noveno en el Evento 52 de las WSOP 2020