Argentina continúa en la incertidumbre con las cosas poco claras y el mundo del juego sumergido aún mas en una nebulosa en la cual nadie parece encontrar luz.

.Los primeros casinos en reabrir sus puertas fueron los de San Juan, Santa Cruz, la misma suerte corriò Tucumán, aunque tuvo que remodelar sus salas. Ahora, casinos de Chubut, Rio Negro, Neuquén y Misiones, están pidiendo la reapertura.

Ariel Fassione, del Sindicato ALEARA, respondió ante la consulta.

¿Qué frena allí la apertura de las salas de juego? «Creo que el temor es abrir ciertas actividades que convocan a mucho público. Es un temor lógico, pero no estamos pidiendo lo mismo en el AMBA (zona urbana conformada por la Ciudad de Buenos Aires y 40 municipios de la provincia de Buenos Aires), donde la situación es compleja. Pedimos una vuelta lenta a la normalidad en provincias que ya se encuentran en la Fase 5 y donde casi toda la actividad económica ya está funcionando», dijo.

Creemos que los casinos y todo lo relacionado al juego, sufriría una presión insostenible de gran parte de la sociedad si la aventura de repertura no terminara saliendo bien y generaría en añgunos casos, un alto costo político que nadie está dispuesto a pagar, aún, cuando estos establecimientos son unos de los mayores aportantes de impuestos.

Artículo anteriorLa reconocida jugadora Suzie Zhao fue hallada muerta
Artículo siguienteEcharon a Negreanu