Socializar, hacer ejercicio y mantener una dieta sana nos ayudan a sentirnos mejor y a ser mejores jugadores, y esto es obra de uno de los neurotransmisores esenciales del cuerpo humano: la serotonina.

La popularmente conocida como “hormona de la felicidad” tiene un papel clave en la regulación de algunas de las funciones más relevantes: la ira, la agresión, el humor, el sueño, la sexualidad y el apetito. Pero, ¿cuál es su rol al momento de estar en una mesa de juego?

En el poker, la serotonina puede influir en la incapacidad de aprender de nuestros errores. Cuando, a pesar de cometer uno obtenemos resultados positivos, pueden activarse los niveles de serotonina que nos hacen sentir bien, y ese bienestar puede disminuir la capacidad de reflexión y repetir una mala jugada que no funcionará a largo plazo.

Si perdemos continuamente, habrá una baja significativa de los niveles de serotonina que traerán como resultado una disminución de la inhibición en nuestro comportamiento.

De esta manera, cuanto más perdamos, más chances de perder tendremos.

Todo lo que dice este video aplica al poker: ¿Cuáles son las dos maneras en que funciona el cerebro, y cuáles son las fortalezas y debilidades de cada una? (está subtitulado en español)

¿Hay formas de aumentar el nivel de esta sustancia en nuestro cerebro?

Suele decirse que la ingesta de bananas la aumenta pero se trata de un mito. Los plátanos contienen esa sustancia, pero no del tipo de la que pueda cruzar la barrera de la sangre y penetrar al cerebro.

Pero hay alimentos que sí ayudan. Algunas carnes, productos lácteos o vegetales, poseen triptófano, un aminoácido que tiene una gran influencia en su activación y que, según algunos estudios, disminuye la propensión a la depresión y la agresividad.

Los garbanzos y los choclos, por ejemplo, lo contienen en cantidad (pero, por favor, no se empache)

No obstante, la dieta no es la única manera de aumentar los niveles de esta sustancia. El ejercicio físico también ayuda y, a la vez, promueve un corazón sano y fuerte, fundamental para vivir una vida larga y productiva (especialmente si gran parte de ella la pasamos frente a un paño verde)

Este texto es un fragmento de Cómo ganar al poker conociendo la influencia de la mente, la psicología y el cuerpo en los deportes mentales, de José Litvak. ¡Conseguí el libro completo en la tienda de Pensar Poker!

Artículo anteriorGana $25k a Esfandiari con la peor mano posible
Artículo siguienteEl día que Dan Bilzerian disparó a Antonio Esfandiari