Uruguay fue uno de los países que, según los números, mejor manejo de pandemia tuvo con pocos contagios en relación a su población durante el año pasado, pero la realidad que le está tocando vivir en estos momentos, ante una denominada por los medios «segunda ola», preocupa y mucho a los trabajadores de casinos.

Ante la suba de contagios, el Presidente Lacalle Pou lanzó una serie de medidas que restringen la circulación y si bien los casinos por el momento no se ven afectados, hay preocupación en el sector.

La medida. en principio, rige hasta el 12 de abril.

Si los contagios no se contienen y los números continúan subiendo, nuevas medidas podrían tomarse y en ese caso si podrían verse afectados los establecimientos de juegos. Cabe recordar, que Uruguay tuvo sus casinos cerrados pero fue uno de los primeros países en regresar a la actividad.

La Asociación Nacional de Funcionarios de Casinos del Estado (ANFUCE) emitió un comunicado donde realizó «algunas puntualizaciones». En primer lugar, indicaron que «ninguna sala de casino en el país provocó focos de COVID-19». «Durante el transcurso de la pandemia, ninguna sala del país provocó focos de la enfermedad. Eso se debe a que trabajamos con un estricto protocolo sanitario, que fue acordado por el Ministerio de Salud Pública y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto», señala el comunicado publicado en una nota por Yogonet.

Artículo anterior¿El mejor fold de la historia de High Stakes Poker?
Artículo siguienteUno de los torneos en vivo mas importantes, nuevamente cancelado