Karenya, una región al norte de Chipre, está dispuesta a convertirse en uno de los centros neurálgicos del póker europeo en vivo tras la pandemia.

La cadena Merit tiene varios establecimientos en esta zona de vacaciones, entre ellos dos casinos. En las próximas semana, el Royal Casino y el Crystal Cove van a ser sede de la primera Super High Roller Bowl Chipre y del regreso de los partypoker LIVE MILLIONS, respectivamente.

Se han cumplido las expectativas más optimistas, y la Super High Roller Bowl ha conseguido parecer atractiva a los ojos de las tres comunidades más activas en los torneos más caros del mundo.

Con los organizadores, PokerGO, han viajado estrellas como Ali Imsirovic, Seth Davies, Justin Saliba, Erik Seidel, Chris Brewer, o Cary Katz. Los europeos, que no están sujetos a cuarentena como en las Vegas, han formado un gran grupo con Mikita Badziakouski, Wiktor Malinowski, Christoph Vogelsang, Stephen Chidwick, Artur Martirosian o Hossein Ensan.

La guinda la ponen los torneos de Short Deck y el Merit Royal Casino, que ya ha sido sede de torneos de las Triton Series. Del lejano Oriente han viajado Paul Phua, Michael Addamo, Iván Leow o Danny Tang, y con ellos Phil Ivey. El campeón del torneo fue precisamente Phil Ivey, que obtuvo una ventaja decisiva sobre Chidwick al encadenar las cinco últimas eliminaciones del torneo.

Artículo anteriorÁngel «a salvo»
Artículo siguientePara Romina, estudiar trajo sus frutos