Neymar Jr. nunca ha escondido su pasión por el poker. 

Entre 2015 y 2017 ya formó parte del selecto grupo de embajadores de Pokerstars, que se tradujo en unas pocas actuaciones promocionales que se recuerdan entre las más divertidas de la sala, como los heads-ups entre famosos, contra Cristiano Ronaldo o Ronaldo Nazario; o los retos virales Raise It en los que animaba al propio Ronaldo Nazario a repetir trucos con el balón.

La exposición pública de Neymar Jr. como embajador del poker se terminó en una época en que el Team Pro sufrió una profunda remodelación. Se diría que en The Stars Group decidieron descartar casi por completo la figura del jugador patrocinado, por la cantidad y el peso de los nombres que recibieron el finiquito.

Neymar no dejó de jugar al poker. Es más, cada vez se muestra más activo en los lobbys de torneos. Recientemente, se dejó ver en un deep run en el SCOOP de Pokerstars, y también participó en las WSOP Online de GGPOker. El operador asiático le lanzó un caramelito, y le preparó un avatar personalizado para su cuenta, del mismo estilo del que le diseñaron al campeón del mundo de Fórmula 1 Lewis Hamilton.

Es exactamente la misma situación que Neymar se encuentra cada verano, objeto de deseo de los mejores clubes de su especialidad. La nueva dirección de Pokerstars, el grupo británico Flutter, se ha llevado el gato al agua; deshace el camino andado hace tres años y recibe con los brazos abiertos la segunda etapa en la empresa del crack brasileño.

Según pudimos averiguar, 2021 sería el año del regreso del crack brasileño.

Artículo anterior¿Es positivo el fichaje de Dan Bilzerian para GGPoker?
Artículo siguienteCity Center aprovechó su reapertura para lanzar de manera oficial su plataforma online