Se agotan las posibilidades de comprar brazalete en las rebajas de la fase local de las WSOP Online.

La geolocalización pone más fáciles las cosas a los cazadores de brazaletes, que disponen de 33 eventos para repartirse en familia.

Se conocen ya 26 de los nuevos campeones, y entre elllos vuelve a echarse de menos el nombre de Daniel Negreanu. Pocos jugadores le han otorgado a las WSOP la importancia que les ha dado Negreanu a lo largo de su carrera.

Desde que DNegs ha tenido un altavoz mediático que utilizar, ya fuera el foro de su escuela, su blog o sus vídeos en Internet, Negreanu ha dejado claro que las WSOP tienen preponderancia en su agenda. Año tras año, Negreanu ha puesto en común sus análisis sobre el calendario, sus presupuestos para torneos, sus previsiones de brazaletes para el festival y los balances de su actuación. Ha sido uno de los máximos responsables del draft de 25.000$ que se juegan entre los pros de Las Vegas cada mayo y ha formalizado docenas de side bets sobre sus resultados en las WSOP.

Negreanu ha sufrido una larga sequía de ocho años sin ganar un torneo. De hecho, ese penúltimo triunfo llegó en las WSOPE 2013, donde fue capaz de ganar el High Roller de 25k€. El cronómetro se ha puesto a cero con su triunfo en el evento de 50k$ de la PokerGo Cup, pero la maldición que pesaba sobre él en las WSOP sigue activa.

El viernes pasado, el pro de GGPoker tenía medio encarrilado el torneo en el Event #22: $600 NLH Knockout.

Quedaban solo seis de los 612 jugadores que empezaron el torneo, y Daniel rondaba el liderato después de eliminar a Jeff Madsen. Finalmente, el pro quedó tercero y promete seguir hacíéndolo durante los 33 torneos que todavía están por llegar en la fase internacional que se jugará a lo largo de agosto y la primera mitad de septiembre en la sala que le tiene fichado, GGPoker.

Está dispuesto a ganar el séptimo brazalete -algo que ahora mucho tampoco consideran tan complicado, con más de 150 pulseras repartidas a lo largo del año en el Río, en WSOP.com, en GGPoker y en Rozvadov. Y cuando llegue, quiere que sus seguidores lo vivan con él hasta el último segundo.

Artículo anteriorOMG, ¿hay manos más brutales que estas?
Artículo siguienteLa peor estructura de la historia