Que si, que no…

Los establecimientos de juegos en Argentino son uno de los sectores mas golpeados por la pandemia y la cuarentena impuesta por el gobierno nacional, su futuro es realmente incierto y solo un pequeño puñado de casinos lograron abrir sus puertas, uno de ellos es el de Caleta Olivia, de Casino Club en la provincia de Santa Cruz, pero lamentablemente, se ve afectado por los decretos de la gobernadora y ante la ola de infectados, nuevamente vuelve a cerrar sus puertas.

En julio, el casino reabrió en el horario de 14 a 24 horas, de lunes a sábados, y los domingos de 14 a 20 horas. De las 300 máquinas que tiene, solo se habían habilitado 150 con una separación de dos metros entre cada una. No se habían habilitado la ruleta ni el blackjack.

Artículo anteriorEl tell del pulso
Artículo siguienteSe jugó un torneo en vivo tras el confinamiento, y fue todo un éxito