El autor de esta frase que nos pareció genial, fue el gran jugador, coach y escritor de poker Jonathan Little, quien fue entrevistado por el reconocido Cristian Stival en la última edición del excelente programa Committed por el Poker.

El dos veces campeón del WPT, mostró una gran predisposición y un excelente humor en donde abordó varios temas en una gran nota del coach rosarino.

Sin mas, acá te dejamos la nota:

Artículo anterior«Vieja escuela vs. nueva escuela», la guerra eterna
Artículo siguienteEl Casino de Las Grutas volverá a abrir en noviembre