Las salas hacen lo posible para mejorar la experiencia. La elección del fondo, de la apariencia de los naipes, del tapete… Cualquier detalle se agradece, como los gráficos especiales que se utilizan para representar las mesas finales o los diferentes sucesos del juego, como un bounty.

Se necesita mucha sutileza para en contrar un equilibrio entre el concepto de la diversión que demanda un jugador casual y la seriedad de un juego con dinero real en que el estudio y la concentración son imprescindibles para tener éxito. Cuando todo cuadra, las partidas se hacen mucho más amenas para todos.

Winamax, la sala europea que està creciendo de manera exponencial en el Viejo Continente, va a añadir a su cliente para dispositivos móviles un surtido de animaciones que celebrarán la eliminación de un adversario en los torneos con bountys. Como hemos dicho antes, el poker debe ser divertido, y parece mentira la vida que le pueden dar a la partida estos pequeños toques de comedia.

Te dejamos el video:

Artículo anteriorDiego Ostrovich es otra vez noticia
Artículo siguienteCommitted por el poker: Stival habla del ICM