La mudanza de las WSOP a Internet ha resultado ser un éxito rotundo, pese a lo accidentado de su diseño y ejecución.

Para empezar, las WSOP tardaron una eternidad en reconocer que la crisis sanitaria hacía imposible programar un festival en el Rio. La evolución de la pandemia obligó al cierre de fronteras y al aislamiento social en multitud de países ya en la primera mitad de marzo. Las voces autorizadas de la organización no empezaron a hablar del problema hasta un par de semanas después, y no precisamente para barajar la idea de cancelar el evento.

Los jugadores internacionales dieron por hecho la imposibilidad de acudir a Las Vegas, y en las WSOP se seguía insinuando un festival sustentado por el público local. Así hasta el 27 de abril, fecha oficial de la «suspensión temporal», a menos de un mes del «shuffle up and deal».

El argumentario oficial pasó a hablar de unas futuras WSOP en otoño, pero las medidas para paliar la crisis sanitaria obligaron al gobernador de Nevada al cierre del Strip, un horizonte muy sombrío a tres meses vista de las WSOP Europe.

Fue por aquellas fechas en que se debió dar luz verde a la opción de llevar el festival a una sala online. La transición fue rápida e indolora, pues el propio programa original de torneos presumía de contener más eventos online que nunca, 14, y la sociedad con GGPoker había servido para celebrar una versión online del WSOP Circuit en el que la sala asiática se lució – fue el primer festival online en garantizar nueve cifras, 15M$ más que las propias WSOP, debido a la diferencia en el número de torneos-.

No obstante, las dudas previas sobre la cancelación pesaron en la confección de la agenda de torneos, que resultó en un extraño híbrido por el que los primeros 33 torneos se iban a jugar en WSOP.com, donde los jugadores deben ser geolocalizables. Una mezcolanza con la que superar los obstáculos impuestos por la regulación cerrada del poker online en la cuna del festival.

Esta decisión ha democratizado las WSOP, pero sin duda ha dañado los números del festival, que no acabó de despegar del todo hasta que terminó su etapa local y dio el salto a GGPoker, de cuyas cifras es de las que trata este artículo. Aún así, las WSOP se han topado con unos números extraordinarios, producto de una ambición encomiable que les ha llevado a ofertar el mayor torneo online de la historia y a romper varias veces el récord del mayor field de las Series.

  • El mayor torneo online jamás visto:  27.559.500 en el Event #77: WSOP Online $5K Main Event
  • El mayor premio online a un solo jugador en un solo torneo: 3.904.685 para Stoyan Madanzhiev, ganador del Main Event
  • El mayor número de registros en un torneo de las WSOP:  44.576 en el Event #71: BIG 50
  • Bolsa media: 2.736.844$
  • Registros en el festival: 239.754
  • Torneos con bolsa de al menos 1M$: 45 (récord online)
  • Torneos con bolsa de al menos 5M$: 5
  • Torneos con bolsa de al menos 10M$: 2
  • Torneos con más de 10.000 registros: 5
  • Ganador de múltiples eventos: Alex Stasiak (Events #33 and 52)
  • Jugadores con más mesas finales: Hubo 39 repetidores. Cinco de ellos jugaron 3 FTs. (Michael Watson, Paul Teoh, Ajay Chabra, Bruno Butteon y Connor Drinan)
  • Jugadoras con brazalete : 3 (Kristen Bicknell – Event # 44, Thi Truong – Event #74 y Melika Razavi – Event #82
  • Jugadores con más de 10 cajas en 54 eventos: 281
  • Jugadores con al menos 100.000$ en premios: 203

Pokerfuse añade unos cuantos logros más a la lista:

  • Mayor número de millonarios en un festival online: 11
  • El Main Event se convierte en el 19º mayor torneo de la historia, contando Main Events de las WSOP, Big Ones, High Rollers y torneos en vivo.
  • Récord de field en un orneo de 5.000$
  • La edad de los camepeones de esta edición es de 33 años.
  • GGPoker ha cobrado en rake 7,4M$
  • Arnaud Enselme, de Francia, es el que ha obtenido más cajas, 21 de 54.
  • Los campeones totalizan más de 22M$ de los 147M$ repartidos.
Artículo anteriorFranco Spitale, runner up del Evento 42-H de la WCOOP
Artículo siguienteLos viejos grinders se lamentan por el endurecimiento de las mesas en el poker online