La comunidad de los High Rollers comparten muchas horas de poker y viajes en el año.

Son un grupo cerrado, que guardan ceirto decoro a la hora de hablar un público unos de otros. Un minuto de hacerse el simpático en una conversación con un periodista no merece la pena cuando las consecuencias pueden ser muchas horas de incomodidad con el resto de la élite del poker.

Cardplayer ha ideado la manera de saltarse la omertá de los High Rollers y sacar todos los trapos sucios para que todos podamos dar rienda suelta al chafardero que llevamos dentro.

Se han puesto en contacto con 61 jugadores asiduos a torneos de más de 25.000$ y les han propuesto una encuesta anónima con preguntas normales, íntimas y también indiscretas, para elaborar un informe en el que los propios jugadores son los que elaboran los rankings más interesantes sobre sí mismos.

Antes que nada, estos son los antecedentes de los participantes.

  • De los 61, 40 son estadounidenses, Están representadas un total de 12 nacionalidades.
  • Están incluidos 8 de los 10 primeros en la lista histórica de premios en torneos; y 16 de los 25 primeros.
  • Entre todos superan los 748.000.000$ en premios.
  • Acumulan 224 triunfos en torneos de buy-ins iguales o superiores a 25.000$
  • Poseen 65 brazaletes de las WSOP.

Están sobradamente cualificados para establecer que el ámbito del estudio cumple de sobra con los mínimos imprescindibles. Así que vamos allá con los resultados más interesantes.

A continuación vamos a hacer una selección parcial entre el sinfín de preguntas que recoge la encuesta de Cardplayer. También utilizamos sus grafismos, inmejorables para representar los resultados que han obtenido. Recomendamos encarecidamente una visita al link, pues ilustran cada apartado con citas anónimas de los votantes y se extienden mucho más en el artículo. Es un trabajo que bien merece el premio de un click, si aún no se lo has dado.

¿Quién es el mejor jugador de poker del planeta?

Gana, por abrumadora mayoría… ¡Stephen Chidwick! Sin duda, los resultados han sido recogidos hace ya unos meses, coincidiendo con la increíble racha del británico en Bahamas y el U.S. Poker Open.

El segundo clasificado ya es un nombre que genera más consenso,tanto entre los expertos en poker en vivo como en el online, nada menos que «Trueteller».

¿Quién es el jugador más sobrevalorado?

Aquí también ha recabado un importante número de votos Chidwick, sin duda una reacción de aquellos que piensan que rachas como las de «stevie444» son un producto de la varianza que a estos niveles nunca deberían considerarse una señal de superioridad.

Pero el que se lleva la palma es el mago blanco, Phil Hellmuth, al que los High Rollers consideran demasiad oidolatrado por los aficionados más casuales y que no están al día del metajuego.

¿Quién es el pro más divertido?

Los americanos no saben lo que se pierden con algunos circuitos locales de por aquí, por eso votan en masa a los más «salaos de su país». Nick Petrangelo, Sma Soverel y Sean Winter son la compañía favorita para un 4-Max.

¿Has jugado alguna vez un High Roller borracho o bajo el efecto de las drogas?

De 61 encuestados, han confesado 40. Y entre los que han dicho que no, alguno ha puntualizado que las cervecitas del último nivel del día tampoco las perdona.

¿Quién es el tipo más desagradable en las mesas?

Gana el reg más odiado del King’s de Rozvadov, al que muchos en la República Checa han tenido que aguantar interminables jornadas, porque hacemas encadena mesas finales con facilidad pasmosa.

Los jugadores lentos a la hora de actuar como Vogelsang o Cristos también suman bastantes votos. Aunque aquí las fobias son muy personales, hasta 16 personas distintas han recibido un único voto de sus colegas.

Para cerrar, hemos elegido las dos cuestiones en las que los votantes han otorgado votos a nuestro país y a nuestros jugadores.

No es ningún secreto que el Casino de Barcelona es una de las visitas anuales que esperan con más ansia alguno de estos jugadores, solo por detrás del Aria y del Crown de Melbourne…

Y al menos uno de los asiduos del circuito opina que en su mesa, por su bien, prefiere no ver a un español. Aunque la mayoría piense que los países que dan mejores jugadores son EE.UU y Alemania.

Artículo anterior«Puedo leer a Helmuth como si le estuviera viendo las cartas»
Artículo siguienteCómo jugar «Poker Champagne» en cash en Las Vegas, por Rafa Saúl