La expectación por el estreno de la novena temporada de High Stakes Poker se ha desbordado justo en su estreno, cuando se iban presentando uno a uno los participantes en las primeras manos de la sesión.

Por delante de las cámaras de PokerGO fueron desfilando los que son, con muy poco margen de duda, las mayores estrellas del póker televisado de todos los tiempos: Phil Ivey, Tom Dwan y Daniel Negreanu. Con ellos, el mayor símbolo del póker estadounidense Doyle Brunson, y el mayor ganador de la historia del póker online, Patrik Antonius.

Estos jugadores forman un quinteto insuperable, pero es que además, entre los actores secundarios figura nada más y nada menos que el actual campeón del Main Event de las WSOP, que coincide que es un jugador establecido desde hace años en el circuito de High Rollers, Koray Aldemir. Por cierto, debuta en el programa.

El pro James Bord y el creador de contenido para Internet Kim Hultman cierran la nómina de participantes en este primer capítulo.

Los jugadores empezaron con stacks de 100.000$ en una partida con ciegas 200$/400$.

  • El primer all-in fue madrugador. Brunson abrió la mano X3 con AT y James Bord se limitó a pagar con QQ a ver si alguien se animaba a intentar el squeeze. El voluntario fue Tom Dwan, voluntario forzoso, porque llevaba una mano de 3bet más que legítima, AK.

El setup disparó las apuestas preflop. 4bet de Bord a 25.000$, push de Dwan e instacall del británico, campeón del Main Event de las WSOPE en 2010. Dwan y Bord se pusieron de acuerdo para tirar dos tandas de comunitarias. Apareció una Q en cada uno de los repartos, y Dwan se llevó el primer busto del show.

  • El farol de la noche se lo marcó Daniel Negreanu, que abrió 64 de diamantes y se fue a ver el flop con Doyle y el sueco Hultman. Negreanu ligó el peor par posible en una mesa monocolor de picas, pero apostó de todas maneras después del check de Brunson. Hultman llevaba un megarproycto de color a la J y escalera interna, y pagó, igual que lo hizo el padrino del póker con pareja media.

En el turn cayó la cuarta pica, y Negreanu consiguió tirar a Brunson, pero no al sueco, que ya tenía el color completo. El river dobló carta, la de Negreanu, aunque el trío era claramente insuficiente. El farol del canadiense era de tres calles, y en la última hizo una overbet que derribó el color de Hultman.

  • El episodio contuvo 13 manos, y el único que se quedó sin ganar ni un solo bote fue Koray Aldemir, que recibió la bie3nvenida al programa con otra overbet en river, esta vez por parte de Patrik Antonius. El finlandés se preparó la mano en el flop, apostando de semifarol con KQ en una mesa TJ2. Antonius dejó pasar la escalera completada en el turn 9 y reservó todo el valor para la apuesta en el river, que Aldemir consiguió esquivar incluso pillando dobles en el river.
Artículo anteriorEn marzo comienza la 7 Saltos Poker League
Artículo siguienteReservá por mail, tu lugar en el CAP