Cuántas veces escuchaste en un estadio el clásico «Uruguayo! Uruguayo!»?

Si sos de Boca recordarás al «Manteca» Martinez colgado del alambrado de la Bombonera con su pañuelo rojo en la muñeca y si sos de River, enrtegarías cualquier cosa por gritar un gol del Enzo, como ese de chilena que inmortalizó ante Polonia en Mar del Plata. Eso, por solo citar dos nombres, nomás. La relación entre argentinos y charrúas es algo que se ha extendido a lo largo de la historia. El amor entre argentinos y uruguayos es algo que nadie puede refutar, somos mas que hermanos, algo que nos diferencia del resto de los países de la región.

En el poker, esta hermandad no es la excepción y celebramos un triunfo de alguno de los de enfrente como si fuera propio, algo que es a la inversa cuando el que lo logra es un argentino. De hecho, los argentinos dieron sus primeros pasos en el poker, allá por mediados del 2000 en Uruguay, y no queda mas que mencionar los LAPT de Punta, o los Conrad Poker Tour, y los torneos organizados en Montevideo por Germán Barbé y Pablto Besón para darse cuenta de la gran cantidad de argentinos que viajaban hacia el vecino país, para no solo disfrutar de buen poker, sino de sentirse a gusto en una tierra que la sentimos como propia desde el amor.

Sin ir mas lejos, nosotros, o sea Poker10, nació como medio (en el principio el nombre era American Flop), un poco en Uruguay con los viejos TFT.

Por eso, y por su forma de ser, es que Jose Harreguy es tan querido en el ambiente del poker y muchos se pondrán muy contentos al leer esta nota.

Jose contrajo Covid-19 ya hace varios meses, y estuvo internado y muy complicado. Pero tras muchos meses de pelearla, fiel a su estilo, Jose logró recuperarse, ser dado de alta y volver a su casa para terminar de ponerse bien, ya que le queda una larga recuperación.

Desde Poker10, estamos muy contentos, y queriamos compartirlo con ustedes. Ya nos veremos en los paños, como lo hacíamos antes de la pandemia, y a puro abrazos.

Artículo anteriorPoker para principiantes: Protegé tu bankroll, sobre todo después de un tilt
Artículo siguienteDamián Salas, noveno entre casi once mil jugadores en las WSOP Online