El World Poker Tour quiere volver a compartir la gloria con el Main Event y su nuevo proyecto va a tomar un camino muy parecido al del resto de los candidatos ya nombrados, pero ampliando la apuesta.

El WPT World Championship será de nuevo la nave capitana de la franquicia, pero regresará con nuevo buy-in, en unas fechas nada comunes y bajo el paraguas del mayor garantizado de la historia del póker en vivo, 15.000.000$.

En palabras del presidente del WPT Adam Pliska:

«Esta es una de las iniciativas más ambiciosas que el World Poker Tour ha emprendido en sus 20 años de historia.

Anticipamos que este será un festival muy esperado y estamos encantados de asociarnos con Wynn Las Vegas para dar vida a este concepto».

El decano de los circuitos ha optado por recuperar su marca más icónica con un buy-in de 10.400$, hacer del Wynn su sede, quizá permanente, y arropar la iniciativa con un festival que entrará en competencia directa con su propia parada del Five Diamond Poker Classic, del 1 al 20 de diciembre, y por tanto también con el EPT Praga en Europa.

En el marco del festival también se disputará una edición del WPT Prime 1.100$, con 2.000.000$ garantizados y el casino aportará uno de sus formatos de mayor éxito, el Wynn Mistery Bounty.

El evento principal constará únicamente de tres días 1 y no admitirá recompras, aunque los aspirantes sí se podrán apuntar a distintos días 1. Cuentan con aportar al menos 200 clasificados online, y «varios cientos más» a través de satélites en vivo.

Este próximo 4 de octubre, de la mano de Cristian Stival, podrás jugar un freeroll si te creas una cuenta o por tan solo $1 si ya tenés cuenta por 20 tickets para el satélite de este mega evento.

 

Artículo anterior¡No hay nada de «mini» en esto!
Artículo siguienteA tan solo días de la LPP en El Bolsón