Visto desde el pasado marzo, el otoño era la estación señalada para retomar la actividad en el circuito en vivo. Llegados a él, la apariencia de una segunda ola de la epidemia extendiéndose por Europa nos roba la poca sombra de optimismo que pudiéramos albergar. 

Sin embargo, algunos programas elaborados durante tiempos menos ominosos han sobrevivido, bien sea por tener lugar en territorios con medidas sanitarias más relajadas o porque se aprovechan los claros que aparecen entre la tormenta cuando las cifras de la pandemia no aconsejan más severidad.

De esta manera, algunos circuitos locales han disputado eventos en Centroeuropa y Rusia. El único de los circuitos grandes que no había abandonado todos sus planes para 2020 era el European Poker Tour, que tenía pensado visitar Sochi en estos primeros días de octubre.

El evento principal tenía un precio reducido a 1.900€, 1.000€ que en el pasado, y eso ayudó a que la participación no se alejara tanto de la obtenida en 2019. Fueron un total de 637 registros -758 hace 12 meses-, que amasaron un prizepool por encima del 1.000.000€.

El factor decisivo para que la caída de participación no fuera más notable es el peso que tiene en el field la afición local. En la mesa final, los rusos eran mayoría absoluta, con tan solo un jugador foráneo entre los oche elegidos.

El ucraniano Victor Tkachenko no se dejó amedrentar y alcanzó el heads-up, aun que finalmente su resistencia se quebró ante un ruso, Ruslan Bogdanov, no sin antes arrancarle un pacto para repartir los premios más importantes del torneo.

  1. Ruslan Bogdanov 175.743€* 
  2. Viktor Tkachenko 159.312€* 
  3. Gleb Ershov 91.393€
  4. Sergey Aristov 70.013€
  5. Egor Turubanov 55.467€
  6. Vladislav Naumov 43.199€
  7. Nikita Kuznetsov 31.478€
  8. Aleksandr Denisov 21.511€

Bogdanov debuta en el Hendon’s Mob nada más y nada menos que con una victoria en el EPT Sochi, que por descafeinado que suene, es el único torneo oficial de este circuito en 2020.

Artículo anteriorPhil Ivey vuelve a estar sponsorizado
Artículo siguientePoker para principiantes: Las matemáticas nos ayudan