Puedes ser uno de los mejores jugadores del mundo, puedes haber ganado millones de dólares en torneos en vivo y puedes poseer 14 brazaletes de las WSOP®, pero en el poker tendrás siempre malos momentos.

Todo lo que le ocurre y rodea a Phil Hellmuth nunca pasa desapercibido, y tampoco lo hizo la mala noche que vivió en Twitch el pasado lunes.

El jugador estadounidense, que empezó en esto del streaming hace relativamente poco, decidió emitir una sesión de OFC en la que se enfrentó, como suele ser habitual, a algunos de sus colegas. Lo que él conoce como «neighborhood game»(partida de vecinos), pero que mueve miles y miles de dólares.

Hasta aquí todo normal, pero su plan se desmoronó en cuanto empezó a jugar. Hellmuth no tardó en dar rienda suelta a su mejor juego; sin embargo, empezó a perder y a perder hasta quedarse 20.000$ abajo.

La frustración se apoderó entonces de «The Poker Brat», que tuvo que levantarse de la mesapara no seguir perdiendo más dinero.

Posteriormente, reconoció en su Twitter que, además de decir adiós a miles de dólares, también había roto «accidentalmente» su iPhone en el que fue, sin duda, un día para olvidar.

Phil Hellmuth
Al día siguiente (ayer), Hellmuth se levantó y desveló que estaba viviendo su peor momento en años en el No Limit Hold’em (-$150k), aunque en el OFC no le había ido tan mal (+$40k).

Por suerte para él, ese mismo día consiguió revertir su mala racha en los «neighborhood games», ganando $12k.

Phil Hellmuth
Ay… Qué haríamos nosotros sin las historias de Phil Hellmuth.

Artículo anteriorThe Big Brothers, en un torneo récord
Artículo siguiente25 años de cárcel tras perder la cabeza