Hace años la discusión mas común en el poker era cuánto de suerte y cuanto de habilidad había en el juego, y se escuchaban respuestas de todas formas y colores.

Si bien hoy en día la discusión ya no es tal, porque el paso del tiempo puso un poco las cosas en su lugar, algunos hechos trascienden y dan cuenta de la importancia el estudio si uno quiere obtener resultados y ser jugador de poker profesional.

Hace años, la bibliografía a la que uno podía disponer era poco menos que escasa, y si no sabías inglés, practicamente nula, pero los tiempos han cambiado y como todas las cosas, la evolución hace su trabajo.

Un hecho inédito y que vale la pena remarcar se dio ayer en el Estrellas de la Patagonia que marcó el retorno del poker al sur argentino. Pablo Castellanos y Nahuel Codesal, los dos campeones fueron alumnos de una misma escuela de poker, la del reconocido coach Cristian Stival que continúa arrojando campeones al circuito.

Nahuel se quedó con el título del High Roller, en tanto que Pablo consiguió su primer gran triunfo obteniendo el premio mayor del Evento Principal.

Es por estas cosas que creemos que perfeccionarse, comprometerse, estudiar es lo mejor en lo que un jugador de poker puede invertir, para obtener mejores resultados y si es con alguien capacitado, mucho mejor.

¡Salud campeones!


Si querés sacar lo mejor de vos como jugador, y dejar de depender de la suerte, ingresá acá

 

Artículo anteriorVolvió el CAP: Hoy comienza el Main Event
Artículo siguientePablo Castellanos es la nueva «estrella» del poker neuquino