El Railroad Pass Hotel & Casino fue construido en 1931, el mismo año en que el juego fue legalizado en Las Vegas.

El establecimiento abrió sus puertas el día 1 de agosto del citado año, con el objetivo de servir de centro de entretenimiento a los trabajadores de la Presa Hoover, situada a medio centenar de kilómetos de Las Vegas.

El Railroad Pass no se encuentra propiamente en la “Ciudad del Pecado”, sino en la localidad de Henderson, que forma parte de su zona metropolitana.

Fue uno de los 4 primeros casinos que lograron conseguir una licencia para poder operar legalmente en el estado de Nevada. Y de ellos, es el único que sigue en pie.

En abril de 2015 fue vendido por MGM Resorts International al empresario local Joe DeSimone Jr., quien emprendió una costosa remodelación de la fachada y del interior, que le ha costado 2 millones de dólares y un año de trabajo. Pese a las obras, el casino ha conservado su atractivo vintage y cuenta con 120 habitaciones y un espacio para juegos de 1.900 metros cuadrados.

Los principales clientes del establecimiento son los residentes en la cercana Boulder City. Así mismo, suelen frecuentar el casino los turistas que se dirigen a Las Vegas desde Arizona.

El Railroad Pass ha celebrado su aniversario con diversas promociones para sus jugadores y bajando los precios de las comidas y las bebidas. También han visitado sus instalaciones las autoridades locales.

El Railroad Pass tiene una estética que recuerda los decorados de la mítica serie “Cheers”. Habrá que probar sus mesas.

Artículo anteriorEsta tarde se juega el Madero Poker Bounty en Casino Buenos Aires
Artículo siguienteMariano Barchiesi obtuvo el triunfo en el Tuesday Poker City