Muy pocos sabrán la historia de que en una provincia argentina se iba a instalar un barco-casino como el que funciona a la vera de la Ciudad de Buenos Aires, Seguramente, muchos menos tendrán conocimiento del «Proyecto Mini Las Vegas» que un gobierno provincial tenía en mente hace años y que jamás se llevó a cabo.

Puerto Iguazú es una ciudad hermosa, con una gran cantidad de casinos y hoteles además de un paisaje natural muy atractivo y un el free-shop mas grande de Argentina.

El gobierno provincial, en el año 2013, realizó la compra de una embarcación que se convertiría en un hotel casino y que pasaría a formar parte de un Mini Las Vegas en la ciudad misionera en donde en algún momento se jugó la ISOP y el WPT.

Pero nada de eso pasó, y hoy, el barco descansa en la orilla del rio en estado de óxido y abandono.

Lo cierto es que hoy, opositores cuestionan tal accionar, y el proyecto se encuentra parado.

Hubiera sido una gran posibilidad para la ciudad que tantas personas recibe año a año.

Artículo anteriorLa desaparición de uno de los gigantes de la historia del poker mundial
Artículo siguienteStival, runner up del $109 Monday