familia de Mike Sexton, por medio de unas sentidas palabras de su amiga Linda Johnson en Twitter, ha anunciado el final de la batalla contra el cáncer del conocido comentarista y jugador, que ya descansa en paz.  

Son contadísimas las personas que pueda presumir de haber tenido una influencia siquiera parecida a la que Sexton ejerció en la definición actual de la industria del poker.

Todo el mundo asoca la imagen de Sexton a las retransmisiones del WPT, en la cabina, junto a su compañero Vince van Patten. La revolución que supuso la retransmisión de las partidas, con un grafismo renovado y una cámara especial para enseñar las hole cards, sería razón suficiente para ofrecer un sentido homenaje sentido de todos quienes se enamoraron del juego escuchando sus comentarios en televisión a quien tanto ayudó a popularizar el formato .

Pero Sexton ha sido mucho más que un comentarista o que un jugador. Se puede decir que toda la industria del poker, tal y como la conocemos hoy en día, tiene mucho que agradecer a la visión de Mike.

En los albores del poker online, cuando los informáticos aún se estaban sacudiendo los temores del  finalmente inocuo «Efecto 2000», surgió la idea de crear la sala partypoker. El proyecto necesitaba un consultor experto en poker que supervisara que el software reflejaba fielmente el juego. Ese consultor fue Mike Sexton, que como recordó a Pokernews en 2017, entró en la industria de la mano de partypoker «antes de que la sala tuviera nombre o se hubiera repartido una carta en ella».

Un año antes de que partypoker contactara con Sexton, el documentalista Steven Lipscomb recibió el encargo de cubrir las WSOP de 199 para Discovery Channel. El éxito de audiencia convenció a Lipscomb de que había un mercado para el poker en televisión.

Lipscomb ideó un proyecto para crear un circuito de poker planeado para televisión, pero no logró convencer a ningún productor hasta que se unieron a la empresa Mike Sexton y Linda Johnson, que le vendieron la idea a Lyle Berman. Este proyecto era el World Poker Tour, y Sexton se convirtió en el rostro de la marca al actuar como perenne comentarista de sus mesas finales para televisión desde aquella histórica primera temporada de 2002.

En el espacio de unos meses, partypoker ascendió al número 1 del tráfico mundial en el poker online y el WPT alcanzó el éxito como el primer circuito internacional de poker en vivo. Todo esto antes de que Moneymaker ganara su Main Event de las WSOP en 2003 y se llevara para siempre todos los honores por el boom del poker a nivel mundial. Como enlace entre ambas compañías, Sexton favoreció la organización y el patrocinio de los primeros torneos millonarios del poker online.

Sexton, que como jugador había ganado un brazalete de las WSOP en 1989, logró por fin ganar un título de su amado WPT en 2016. Fue, sin ningún género de duda, la victoria más emotiva que se haya vivido en el circuito.

Mike Sexton volvió a partypoker en 2017, cuando le ofrecieron el puesto de presidente de la junta directiva en la sala que ayudó a nacer. Al aceptar el puesto, colgó el miicrófono y dijo adiós a 15 años de trabajo ininterrumpido en el WPT.

En los últimos meses, sus apariciones públicas se restringieron al máximo y empezaron a llegar los homenajes, como la adición de su nombre a la Champions Cup del WPT. La explicación estaba en un cáncer de próstata que no se hizo público hasta hace unos días, cuando se explicó que la proliferación de la enfermedad en su organismo había obligado a Sexton a aceptar cuidados paliativos en su domicilio, en espera de lo inevitable.   

Artículo anteriorTincho Arce, puesto 25 en el Main Event de las WSOP 2020
Artículo siguienteCuidá tu salud mientras jugàs al poker online