La organización de las World Series of Poker no podía sospechar que Daniel Cates estaría en la final del Poker Players’ Championship cuando estableció un día de descanso previo a la mesa final.

Eso le dio a «Jungleman» 24 horas extra para planear su entrada triunfal en el espacio reservado a la mesa televisada. Cates pidió algunas direcciones en redes sociales y se fue de compras. Su inspiración fue el protagonista de Dragon Ball, un guerrero de otro planeta que evoluciona a su forma más poderosa cuando el reto lo requiere.

Tal y como prometió Cates, «reunió toda la energía del mundo», y luego la empleó para lanzar «rayos de energía» hacia sus rivales, hasta lograr imponerse a las «fuerzas del mal» en la «batalla final».

Todos los jugadores de la partida estuvieron envueltos en esta batalla. Ryan Leng, el shortstack, igualó su pila a los del resto –Eli Elezra, Paul Volpe y Chris Brewer– en unas pocas órbitas.

El formato del PPC es el H.O.R.S.E., y las variedades con límite ayudaron a que las primeras eliminaciones fueran fruto de un prolongado desgaste. Elezra y Brewer se fueron quedando atrás y no remontaron porque se enfrascaron en jugar uno contra otro, sin que sus dobladas aportara más fichas al dúo.

Desaparecido Brewer, Elezra tuvo que buscar soporte vital en otros jugadores y consiguió prolongar su estancia durante un buen rato, pero acabó despidiéndose en cuarta posición.

A todo esto, Ryan Leng había ocupado un cómodo liderato durante todo este rato.

En la mesa de tres, Cates sometió a Volpe a un tratamiento similar al que recibió Elezra, pero el especialista en juegos mixtos se mostró un hueso duro de roer y le dio la vuelta a la situación.

Cates tuvo que volverse Super Saiyan para aguantar con una ciega y salvar un match-ball en contra con 5bb,  y luego regaló a la audiencia una soberana remontada que acabó en un heads-up con 16M de puntos contra los 3M de Ryan Leng.

El cara a cara duró mucho más de lo previsto, y se pudieron ver varias dobladas de Leng, pero nunca llegó a darle la vuelta a la partida y plantear un all-in con más fichas que Cates.

Artículo anteriorWSOP: Brian Saslavchik, Hernan Crespin y Eze Waigel, al Día 2 del Main Event
Artículo siguienteWSOP: Día 1D pintado de celeste y blanca