Phil Hellmuth se dio un paseo ayer por los salones que se están preparando en el Casino Paris de Las Vegas para acoger la edición de 2022 de las World Series of Poker, que arrancan en menos de dos semanas.

El poseedor de la mayor colección de brazaletes del mundo fue a supervisar las obras acompañando a Mori Eskandani, actual presidente de PokerGO y al constructor que diseña todos los años el set de televisión de las WSOP, y que también se ha hecho cargo de las tarimas que soportan algunos actos de la Superbowl o del Draft de la NFL.

Los trabajos están muy avanzados en lo que se refiere al espacio de juego. Phil nos muestra dos amplísimos salones conectados por una puerta, y nos avisa de que «han tirado paredes hacia el fondo«, para que los salones de torneos sean gigantescos. «Me habían avisado de que el espacio era masivo«, dice Phil, que además recuerda en el tuit que el Bally’s, que está a dos minutos caminando por un corredor interno también acogerá parte del festival.

 

Como dice Mori en uno de los vídeos que tomó Phil durante su paseo, «esto es para los que se piensan que las WSOP se montan en un par de días«.

 

Otra ventaja que se enumera en esta especie de publirreportaje sobre las WSOP es la cercanía de una amplia oferta de restauración, consecuencia del traslado del festival al corazón del Strip.

Parece que la prioridad para los visitantes de las WSOP 2022 va a ser un calzado cómodo y buena vista, para divisar los carteles de las mesas desde lejos y evitar paseos innecesarios.

Artículo anteriorJP Franco, Ato Farinolli, Andrés Read y Martin Miralles la rompieron en Paraguay
Artículo siguienteEn junio llega el Estrellas de la Patagonia…¡en Santa Rosa!