En los ùltimos meses, los hackeos se han puesto de moda en las salas online siendo el de Kexin MacPhee, el´último caso hace tan solo unos días.

Es por eso, que los colegas de Poker-Red, han realizado un informe para que protejas tus cuentas de manera que no te suceda lo mismo.

Nos consta que casi nadie sigue este consejo, pero si eres jugador al menos de mid stakes en cualquier modalidad y tu bankroll asciende al menos a cinco cifras, deberías plantearte este punto.

¿Por qué tener un ordenador exclusivamente para grindar? Muy sencillo, para tener un ordenador limpio de instalaciones de dudosa procedencia y de archivos piratas descargados de internet.

¿Cuánta gente tiene el Microsoft Office original? ¿Y el Photoshop o cualquier programa de Adobe? ¿Cuántos programas piratas has descargado en el último año? Puede parecer que pecamos de un exceso de prudencia, pero pensadlo detenidamente. Tenéis miles de euros rondando en vuestras cuentas de poker, en vuestros monederos virtuales, introducís vuestras contraseñas en las salas a diario, hacéis ingresos y cash outs constantemente y os logeais en páginas desde las que gestionáis vuestras cryptos además de en vuestras cuentas bancarias de forma online. Un simple troyano oculto en un archivo podría permitirle a un hacker hacerse con el acceso a todas vuestras cuentas y que la mayor butra de vuestra carrera viniese por un fallo fuera de las mesas.

En definitiva, os recomendamos tener dos ordenadores: Uno para grindar en el que tengáis todos los programas originales que no comprometan vuestra seguridad y otro para todo lo demás: Descargar juegos piratas, programas, crackers, películas, videos de pornhub, etc.

Las contraseñas

La elección de nuestras contraseñas no es para nada un tema trivial. Pensar que no podemos ser hackeados o que no vamos a ser el objetivo de un ataque es el primer paso para terminar siéndolo.

Aunque lo que vamos a decir es bastante obvio, es obligatorio mencionarlo: Jamás debemos utilizar la misma contraseña para todas las salas. De esta forma, si alguien lograse averiguar una de nuestras contraseñas, al menos el resto de las cuentas estarían seguras. Parece algo lógico, pero…

Por otro lado, tampoco debemos utilizar contraseñas sencillas, deben de ser todo lo complicadas posible. Vale, muy bien, pero tengo cuentas en más de seis salas diferentes ¿tengo que recordarlas todas? No, de hecho, no hace falta ni que sepas cuáles son.

Una de las herramientas más útiles que hemos encontrado en los últimos meses tras sufrir un ataque ha sido el programa KeePass. Este programa te permite generar contraseñas de alta seguridad y almacenarlas en una base de datos protegida por una única contraseña maestra.

¿Por qué es tan útil este programa? Porque nos permite generar contraseñas más seguras de las que elegiríamos nosotros y para no tener que recordarlas de memoria. De hecho podemos generar las contraseñas para las salas sin llegar a verlas, ya que por defecto aparecen con asteriscos. Utilizando Ctrl + C y Ctrl + V podremos copiar las contraseñas desde KeePass y pegarlas en las salas para hacer login.  

Recordad que este programa genera una base de datos en un archivo dentro de nuestro ordenador. Es importante guardar este archivo en un pen drive o en la nube para que en caso de que perdáis el ordenador o se os estropeé podáis recuperarlo de forma sencilla.

Artículo anteriorZach Elwood: Los tells mal leídos
Artículo siguiente«La mano del muerto»