2020 nos ha guardado una última sorpresa negativa hasta el último segundo.

En su agonía, al ritmo de las campanadas que escribían su epitafio, el peor año que hemos vivido las generaciones más recientes iba agotando también los contratos de varios jugadores patrocinados por Pokerstars; contratos que no han sido objeto de renovación.

El Team Pro de la sala de la pica roja está en plena renovación. El adiós a Negreanu dejaba muy claro que ningún cuello, por ilustre que  se presumiera desde fuera, gozaba de inmunidad, pero había un parche con un especial simbolismo; el que aceptó Chris Moneymaker después de ganar el Main Event de 2003 y cambiar la historia del poker para siempre.

El año de la pandemia ni siquiera ha respetado eso. Chris Moneymaker, en vez del típico mensaje de felicitación del año nuevo, anunció el día 31 en redes sociales que los 17 años de maridaje con el operador que programó el satélite en el que inició el boom del poker online llegaban a su fin.

Artículo anteriorLo que no se vió de la victoria de Salas en la Serie Mundial
Artículo siguienteLos 15 nombres y momentos mas importantes del poker argentino