Mano con la que un jugador siente que debería igualar, incluso en una situación en la que es probable que pierda. Si un jugador permanece “servido” en draw (poker cerrado con descarte) e igualas con 3 ases, podrías decir “tengo un bluff catcher”. Algunos jugadores (a veces cómicamente) se refieren a una buena mano como bluff catcher, a menudo cuando solo igualan con la mano en lugar de raisear, probablemente porque teman ser reraiseados. Por ejemplo, en hold’em, la agresiva Susie, detrás de un stack deep, apuesta el pozo al final con un board 4♦ 8♠ T♠ 6♦ Q♠. El tight John iguala plano (esto implica no raisear) con el color nut (máximo). Muchos jugadores la considerarían una mano de raise, pero una escalera de color es en realidad posible. John no quiere ser acusado de jugar tight, por lo que anuncia “tengo un bluff catcher”, al tiempo que muestra A♠ K♠ (por ende refuerza su imagen. Nadie le volvería a igualar con menos de un gran full house).

2. Mano de mediana fuerza que puede vencer algunas apuestas pero cuya fortaleza principal es que es probable (en esa situación) que sea la mejor solo ante un bluff.

Ahora que sabemos lo que es un bluff catcher, vamos a los “bifes”. A continuación el extracto de No Escuches a Phil Hellmuth – Disponible aquí: en sus versiones física y electrónica con calidad de certificación idpf, lo que implica que lo podés llevar con vos a cualquier parte.

MANO #6

$3/$6 NO-LIMIT HOLD’EM—8 JUGADORES

EL MONTAJE

STACKS: Dusty tiene $651, el cutoff tiene $624.

LECTURAS: el cutoff es un jugador desconocido.

PREFLOP: 4 jugadores foldean, el cutoff sube a $18, 2 jugadores foldean, Dusty iguala con 9♦ 10♦ en la ciega grande.

En este board de considerable posibilidad de proyectos, Dusty toma una línea pasiva para ir al showdown. El plan es hacer check-call en el turn y posterior check-call a la mayoría de las cartas del river, aunque Q♠, J♠, Q♥, o J♥ probablemente serían la excepción. Igualar en el turn con la intención de foldear en cada river que completase un proyecto, sería un plan terrible. Con dos proyectos de color y un grupo de proyectos de escalera disponibles, solo las cartas que conecten par con el board no los completarán. Incluso un tercio de estas completará un proyecto o el otro. Cuando haces check-call a un turn como este, puedes querer foldear en ciertos rivers. Foldea solo ante aquellas cartas del river que completen múltiples proyectos, particularmente aquellos que más probablemente tenga tu oponente.

La mano transcurre de modo que el cutoff checkea, y el river es una de esas inofensivas cartas que emparejan el board. Esas son las buenas noticias. La mala noticia es que Dusty no tiene idea de dónde está parado en la mano. Esa es una de las consecuencias de jugar una mano pasivamente. El cutoff podría tener una mano moderadamente fuerte con la que temiera un check-raise en el turn, K-Q, K-J y K-10 llenan la hoja. Los pares en mano como Damas, Jotas, Dieces, Ochos, Sietes y Seises también tienen sentido.

¿Qué deberías hacer cuando estás fuera de posición en el river y no tienes una idea firme del rango o plan de tu oponente? En este caso, Dusty decide hacer una apuesta casi del tamaño del pozo. Es una jugada poco ortodoxa, pero podrían pasar muchas cosas buenas. El cutoff podría interpretar la rara línea de Dusty como un proyecto errado, y puede hacer algunos calls loose. Incluso una mano como A-Q le gana a los proyectos errados, y los pares en mano tienen que sentirse bastante fuertes. Puede ser interpretado como las nuts o como un bluff. En otras palabras, el rango de Dusty parece polarizado. Si el cutoff piensa que Dusty tiene las nuts más del doble de las veces de lo que está bluffeando, podría foldear manos tan fuertes como top pair. Manos como A-9 y par de Dieces en mano hasta Damas, ciertamente serán descartadas y tiradas al mazo. Si el cutoff interpreta la apuesta del river como las nuts o un bluff, puede raisear con sus propios proyectos errados (tales como 8♣ 7♣ o 7♦ 6♦), esperando empujar a Dusty fuera de un proyecto de rango más elevado. Ya que hay pocas manos legítimas que el cutoff pudiera tener, Dusty puede igualar en el river con poco que temer.

Puede parecer ilógico discutir que las mejores manos foldearán y aquellas más débiles igualarán. El punto es que la apuesta de Dusty parece que le gana a todo o a nada. Por lo tanto, el top pair y un As alto son aproximadamente lo mismo desde la perspectiva del cutoff: Estas son manos atrapa bluffs (bluff catchers). Si Dusty hubiera hecho check, su oponente hubiera apostado y puesto a Dusty en una difícil situación.

CONCLUSIÓN

Apostando aquí, Dusty pasa de pensar: “No tengo idea de qué está pasando”, a hacer que su oponente piense: “No tengo idea de qué está sucediendo”. Le da vuelta a la situación en su cabeza y hace que su oponente sea el que tiene que tomar la decisión difícil.

Cuando el cutoff raisea en el river, no hay muchas manos fuertes que pueda tener (A♠ 4♠ y A♣ 4♣ son casi las únicas). Obteniendo 2.6 a 1, Dusty no necesita que el cutoff esté bluffeando muy a menudo para justificar un call. Es raro que el cutoff elija convertir su mano atrapa bluffs en un bluff contra un rango que usualmente debería estar compuesto por bluffs pero también por monster hands. Claramente no se tragó la historia de Dusty con un rango polarizado. Pero Dusty tampoco se tragó la historia del cutoff, y como resultado, se llevó un enorme pozo con una mano baja.

Fuente: PensarPoker

Artículo anteriorHoy miércoles se juega el Madero Survivor
Artículo siguienteHoy comienza la Route Poker en Madero