La espera para la edición 2021 de las World Series of Poker se termina hoy, 30 de septiembre, fecha elegida para dar cominezo a los tres primeros torneos del programa.

Para todos los que no sean los finalistas del torneo híbrido que le puso un extraño y forzado broche a las WSOP 2020, han sido dos años de ausencia de póker en vivo en el Rio. Además, casi ha sido más insoportable la incertidumbre causada por los bailes de fechas, desde la resistencia a dar por cancelado el festival en los inicios de la pandemia a los tímidos intentos de vaticinar las fechas en las que la relajación de las restricciones darían por fin luz verde a la celebración del festival.

El inicio de las WSOP no va a solucionar el problema. La administración estadounidense ha adelantado un cambio en la política aduanera a partir de noviembre, lo que puede llegar a provocar una guerra de regs que se tendrá que resolver en las webs de reservas de pasajes de avión. Todo depende de qué día vaya a entrar en vigor la medida. Para jugar el Main Event, el límite es el día 4.

Hasta entonces, todos los extranjeros que quieran viajar a Las Vegas tienen obligación de pasar unos días en un país lanzadera. En el Rio, será obligatorio presentar un certificado de estar vacunado. Con todo lo que ello implica, en un país en el que la vacunación es un argumento en la batalla política.

Pero no todos los factores en juego son negativos para la afluencia de jugadores a Las Vegas. Por primera vez, las WSOP coinciden con la temporada de la NFL, y el fútbol americano es la mayor fuente de tráfico en las apuestas deportivas en EE.UU. Las Vegas genera una gran oferta de entretenimiento y juego alrededor de la NFL, y sin duda será un año especial para quienes compartan pasión por el fútbol americano y el póker.

Con todo, las WSOP 2021 son las más impredecibles de la historia. La demanda de póker en vivo está en máximos históricos, pero las distintas restriciiones que afectan al Rio siembran la duda. Por cierto, la nostalgia puede jugar también un papel en todo este drama, porque todo indica que son las últimas WSOP que se van a jugar en el Rio.

Las dudas se empezarán a despejar con tres torneos que muestran toda la variedad de oferta que tiene el calendario de este año.

Un torneo para empleados de casino, un H.O.R.S.E. de 25k$ de buy-in y un evento benéfico de 1.000$.

Ninguna de las propuestas se puede decir que apele al público habitual de las Series, y tampoco van a dar muchas vistas las comparaciones con ediciones anteriores, porque el High Roller cambia mucho de posición en la agenda y el torneo benéfico no tiene referencias en otros años.

El fin de semana nos abrirá mucho más los ojos, con torneos clásicos como el 1.500$ Omaha High or Better y la potente apuesta del The Reunion, un torneo de 500$ con 5M$ garantizados.

Puedes seguir estudiando el calendario de las Series en nuestro avance publicado tras el anuncio oficial88 eventos en vivo que además han sido reforzados con 11 torneos online .

Este año, por primera vez, las retransmisiones en directo desde el Rio son de titularidad exclusiva de PokerGO, por lo que la única manera de acceder al contenido diario será contratar una suscripción con esa plataforma de vídeo

Artículo anteriorComo configurar PS con un mando de consola
Artículo siguienteWSOP: Hugo Nazar, cerca en el primer día de acción