Seguimos contándote las apuestas mas absurdas del mundo del poker. En la primera entrega te presentamos al jugador que se puso pechos de mujer y los tuvo por mas de 16 años a cambio de una gran suma de dinero pero en el caso de hoy, la historia va por otro lado, y los protagonistas son mucho mas conocidos, Ivey y Dwan.

Ambos profesionales compartían mesa en uno de los programas mas vistos del momento y a Dwan, se le ocurre apostarle al «Tiger Woods» del poker un millón de dólares a que no podía pasar un año sin comer carne.

Ivey, que en ese momento estaba intentando cambiar sus hábitos alimenticios, le pareció una excelente motivación extra para llevar a cabo su plan, y aceptó.

¿El desenlace? Al cabo de nuevo días, Phil le compró la apuesta a Tom por 150.000 dólares. Easy money.

Artículo anterior¿Cómo defenderse de un overbet?
Artículo siguienteLos peores «fold» de la historia