El retorno del poker en Las Vegas, tras la pandemia y la suspensión del año pasado, trajo en este 2021, un nuevo «renacer» en todos los amantes del poker que estamos sintiendo eso que se siente en los «primeros meses» de una relación. Las redes sociales son un hervidero de comentarios sobre quién viaja o quién se queda en casa durante esta migración espontánea causada por la apertura de fronteras en Estados Unidos.

La verdad que se han visto cosas, momentos o nombres que han traído algo de nostalgia en lo que va de esta edición.

Un Moneymaker en su mejor versión, el «una vez mas» de Brunson a sus casi 90 años, y dos jugadores en particular, que uno de ellos especialmente, tiene una especia de vínculo con nuestro lado del mundo.

Joe Hachem, campeón en 2006,el primer de ellos, y tuvo un día inicial muy bueno terminando la jornada entre los mejores 25 stacks.  El otro ex-campeón que ha jugado bajo la presión de las cámaras ha sido Scott Blumstein, que tiene más reciente su victoria de 2017. El americano ha salido airoso con 95.000 puntos y la posición 200º en la clasificación provisional de la jornada clasificatoria.

También ha aportado todo un volquete de arena al aire retro del día 1E el jugador de origen guyanés Victor Ramdin, que formó parte del equipo de profesionales de Pokerstars durante 12 años.

Ramdin siempre ha cumplido con la característica de construir grandes stacks cuando la estructura de los torneos se mantiene deep, así que el Main Event es un torneo que, sobre el papel, le debe venir bien. De hecho, parace que si porque ya está entre los mejores 50 del conteo con la mente puesta en el Día 3.

Ramdin, era uno de los «internacionales» que visitaba con frecuencia nuestro querido y recordado LAPT, junto al «Tiburón» Humberto Brenes, incluso, ha participado del LAPT de Rosario, allá por 2010.

Artículo anteriorMuchos argentinos, pelearán en el Día 3 para avanzar hacia los 8 millones
Artículo siguienteLa BSOP pedirá vacunación y certificado de Covid negativo a quienes quieran participar